viernes, 11 de septiembre de 2009

ACCIDENTE con un GLOCK

ACCIDENTE GLOCK
Se suelen decir que las armas de hoy en día ”MODERNAS” son muy seguras, de eso no lo niego pues la tecnología para su creación, desarrollo y fabricación se han dado unos pasos agigantado sobre todo en el ultimo 50 años. Pero hay una cuestión que aunque con los años ha avanzado también , aunque más lentamente, sigue produciendo casos increíbles...
Me refiero a la seguridad en el manejo y la manipulación de arma por las personas.

Suelen decir en mi tierra que LAS ARMAS LA CARGA EL DIABLO PERO LO DISPARA EL NERCIO.

El siguiente articulo lo refleja perfectamente lo dicho.... puedes portar el arma más letal, más eficaz y la más segura pero aun así no estarás de exento de producir una negligencia si no la usa con respecto y responsabilidad.

ACCIDENTE EN TEXAS CON UNA GLOCK

Este incidente le ocurrió a un ayudante de Sheriff en Luisiana. Fue al campo de tiro con su uniforme de servicio. Él utilizaba una funda de pala habitualmente. Una vez finalizó las prácticas de tiro, recargo el arma y la introdujo en la funda.

Accidentalmente, la bola de plástico que actúa como tensor de la goma de ajuste de su chaqueta, se introdujo en el disparador de su Glock, cuando introdujo esta en la funda.

Tras finalizar el servicio se dirigió a su casa. Al intentar quitarse la chaqueta, comprobó que la goma elástica estaba enganchada. Sin comprobar el lugar exacto en el que se había enganchado, tiro fuertemente de la goma provocando un disparo accidental dentro de la funda.
La bala le atravesó el muslo.

Evidentemente no es un accidente común, pero ha de darnos una idea del cuidado extremo que requiere el manejo de un arma de fuego. Es cierto que las armas que carecen de martillo percutor, ofrecen ciertas ventajas, en cuanto a que podrían disparar incluso desde el interior de un bolsillo, la posibilidad de que se enganche con la ropa cuando vamos de paisano disminuye considerablemente.

Incluso en el caso de la Glock permite realizar varios disparos, con la misma presión del disparador, pudiendo seguidamente enfundar la pistola sin necesidad de manipulaciones añadidas para asegurarla.

No obstante es necesario conocer las particularidades de nuestro arma de defensa, y estar plenamente familiarizados con ella, dado que lo que en un principio puede ser ventajoso para nosotros, en determinadas circunstancias podría llegar a suponer un grave problema.

Por JUAN CARLOS JAIME DIAZ