viernes, 9 de octubre de 2009

Judo Verbal - La Resolución de Conflictos

Judo verbal se ha enseñado desde la década de 1970. Originalmente fue diseñado para proporcionar a los policías con habilidades para resolver los conflictos sin tener que recurrir a el uso de la violencia. Este material se da con un enfoque saludable para hacer frente a los conflictos. Los agentes con buenas habilidades de resolución de conflictos tienen menos estrés y sentirse mejor acerca de su desempeño laboral.
Su fundamento esta basado en los principios del Judo: Utilizar la fuerza del oponente para manejar las situaciones.

"Judo" significa camino suave. En el mundo de las artes marciales, el karate es un deporte violento (golpes, patadas), mientras que el judo utiliza el movimiento de la energía de la otra persona.

Judo verbal enseña cómo controlar los encuentros verbales. Se trata de auto-control (control de sus emociones). El foco está en "salvar las apariencias" y mantener la dignidad personal.

Los practicantes de judo verbal darse cuenta de que las personas hostiles son "bajo la influencia". Podría ser el alcohol o las sustancias químicas, pero más a menudo es la influencia de la ira. A veces esta ira es la "representación" de sus propios sentimientos terribles de falta de autoestima (baja auto-concepto).

Debes aprender a practicar la empatía (para compartir los sentimientos de la otra persona). Su propia percepción de la validez del dilema de la otra persona suele ser transparente y fácilmente reconocible. Sus expresiones faciales y el comportamiento, incluyendo el uso del contacto ocular muestra su sinceridad de propósito ... no lo que dice.

Su comportamiento (aspecto facial y la forma) debe ser accesible. Una mirada severa puede mostrar una falta de deseo de comunicarse.

Si una persona está haciendo declaraciones muy hostiles, hacerles una pregunta para ganar tiempo mientras se evalúe la situación. Por ejemplo, si alguien dice: "Voy a darle una paliza", usted puede preguntar, "¿Por qué quieres hacer eso?" Las preguntas pueden difundir la ira.

Puede o bien el control de los conflictos verbales o convertirse en la víctima.

Como me suele repetir mi Jefe de Operaciones: Evitar "llegar hasta el nivel de la otra persona". No deje que la otra persona con trampa te empuje a una conducta poco profesional. Mantenga siempre consciente de su imagen profesional.

A continuación un ejemplo de Judo Verbal extraída en el Blog de Maestro Cecilio.

Citas prestadas del Judo Verbal

Este texto no es mio, lo he tomado prestado de mi buen amigo de Costa Rica D. Juan sepúlveda, Director de entrenamiento de Suarez International en el país.

Pero como va en la idea de algunos de los artículos …

10 frases que un policía no puede decir a nadie.

Según el libro “Judo Verbal, el suave arte de la persuasión”, del doctor George Thompson.

“Usted! Venga!”
A nadie le gusta que lo hagan caminar para decirle algo feo. Y mucho menos con un tono de mando.
Pida por favor, o mejor , vaya usted.

“Usted no lo entendería”
Solo falta que le agreguen “…porque es Imbécil”.
Mejor dígale a esa persona: “Permítame tratar de explicarle ”

“Porque así son las reglas en este lugar!”,
Cuando usted escucha eso, se le revuelve el estómago.
Si hay reglamentos estrictos, trate de explicarlos, tal vez la persona al final esté de acuerdo.

“Esto no es asunto suyo”
Esta sí es una verdadera falta de respeto y un insulto. Si hay algo que no puede decirse, la persona agradecerá que mejor le explique las razones.

“¿Y usted, qué quiere que yo haga?”
La típica respuesta irónica de quien no tiene razones ni conoce la repuesta correcta.
Mejor diga “Lo siento, no sé qué hacer, pero me gustaría hacer algo por usted

“!Cálmese!”
Curiosamente, quien que dice esto lo hace gritando, hasta amenazando. ¿cómo quiere que alguien se calme si le gritan?
Mejor diga en voz baja. “Conversemos, esto puede arreglarse”

“¿Cual es su problema?” Esta frase marca el comienzo de un enfrentamiento: “yo contra usted”.
Es mejor decir, “en qué puedo ayudarlo, conversemos”.

“Usted nunca…”, o “Usted siempre…”
Esta frase le ha dado de comer a miles de abogados de divorcios.
Es mejor decir. “Mire señor, yo trato de atender bien a todo el mundo, pero como usted llega gritando, es posible que no le esté brindando la mejor atención.”

“Esto es por su propio bien”
Si esto es verdad, agregue un ejemplo. “Señor, si usted y yo nos ponemos de acuerdo, usted podrá seguir con las cosas que tiene que hacer. De otra manera, vamos a terminar peleando; y los dos vamos a dar al hospital o a la cárcel. Y yo no sé que prefiere usted, pero yo preferiría comer y dormir esta noche en mi casa.”

Y la ultima frase que nunca se debe decirse es:

“¡Sea razonable, por favor!”

¿Alguna vez alguien le ha confesado?: “Es verdad, desde que hoy me levanté, ando totalmente irracional.”

Por supuesto que no. Todos creemos ser perfectamente racionales.
Mejor diga: “Déjeme ver si entendí bien lo que me dijo…” y repítale sus propias palabras para que esa persona vea que no tienen sentido.

———————
Estas fueron las 11 frases que a nadie le gusta escuchar, por lo tanto, nunca se le deben decir a nadie.