domingo, 20 de junio de 2010

POSICIÓN SUL O GUARDIA BAJA PLEGADA

Otro excedente articulo de Sr. Ernesto Pérez Vera 
Instructor de Tiro Policial y Defensivo
POSICIÓN SUL O GUARDIA BAJA PLEGADA 
La posición SUL, también llamada Guardia Baja Plegada, es una posición o técnica que permite mantener el arma corta empuñada, con garantías de eficacia y seguridad, en situaciones de ALERTA.

Considero que la posición SUL es una técnica de excelentes posibilidades para el sujeto que porta arma corta, tanto a nivel profesional, como a nivel de defensa personal civil. Ofrece la posibilidad de mantener el arma controlada por el portador, mientras dirige la boca de fuego al suelo, para, con ello, minimizar el riesgo de lesión accidental por disparo no deseado; esa fue la primordial idea del creador de la técnica.

Siempre que usemos la Técnica SUL estaremos ante una situación de riesgo potencial o inminente, incluso puede que la estemos usando justo después de un enfrentamiento, es por lo que esta técnica debe ser considerada de seguridad y de alerta.

La técnica que nos ocupa, fue creada en 1997 en Sao Paolo, (Brasil) cuando un Marine norteamericano estaba instruyendo a una unidad especial de la Policía de esa ciudad, que por cierto, junto a Río de Janeiro son las ciudades del mundo donde más enfrentamientos armados policiales se producen y donde más bajas se causan a las Fuerzas del Orden (1). También, estas dos ciudades son donde las Fuerzas de Seguridad causan más bajas a los narcotraficantes y demás delincuentes a los que se enfrentan.

Este instructor privado, y ex-Marine, se dio cuenta de que los agentes a los que estaba instruyendo, no mantenían las normas de seguridad durante sus ejercicios y manipulaciones del arma. Se percató de que en las progresiones en equipo, siempre dirigían la boca de fuego hacia el compañero que les precedía o incluso hacia lugares donde un disparo, no deseado, podría alcanzar a personas ajenas al escenario. Con esta técnica, su creador, consiguió que el arma dirigiera la boca de fuego hacia el suelo, por eso se bautizó a la posición con el nombre SUR, (punto cardinal) lo que en portugués, (idioma oficial en Brasil) se escribe SUL; “el SUR está hacia abajo, como el suelo”

Se puede decir que es una técnica de Seguridad porque, al mantener la boca de fuego hacia abajo, hacia el suelo, estamos evitando que en caso de disparo no deseado, el proyectil alcance por accidente y de modo directo a alguien a quien, en principio, no teníamos intención de disparar. No olvidemos que si estamos en posición SUL es por que existe una situación hostil grave, y eso, aunque no queramos y no nos demos cuenta, nos altera metal y físicamente, lo cual implica un potencial riesgo de accidente. Esta técnica, también es ideal para realizar progresiones de equipos tácticos en lugares cerrados, de ese modo, el arma nunca está dirigida a la espalda del agente que se sitúa inmediatamente delante.

Para esto, las progresiones y entradas dinámicas y tácticas, se emplean otras técnicas, como la que dirige la boca de fuego del arma, hacia arriba. Esto ha suscitado, y sigue haciéndolo, infinitas polémicas sobre: ¿arma hacia arriba o abajo? Pero eso podría ser el tema de otro trabajo, aunque ya existen muy buenos artículos al respecto, como el de mi amigo Cecilio Andrade.

La Posición SUL, como técnica de alerta, es extremadamente eficaz. Para sacar el máximo partido de ella, se debe obtener un entrenamiento dirigido de modo adecuado. Desde la posición SUL, se pasa, de modo muy rápido y eficaz, a posición de fuego con dos manos, alcanzando sobresalientes resultados en el blanco, en distancias cortas de hasta siete metros. Una vez se detecta la necesidad de abrir fuego, el empuñamiento que se consigue es muy s imétrico y permite hacer fuego eficaz, sin tomar miras, sin elevar el arma a la altura de la cara. Naturalmente, esto dependerá de la distancia que nos separa del sujeto agresor, por tanto esa distancia determinará también la velocidad con la que hay que abrir fuego.

En cualquier caso, el primer y segundo disparo se podría hacer con el arma prácticamente pegada al esternón, (tercer ojo “alto”) y si aún hay tiempo y necesidad…se elevaría el arma a la altura de la cara sin deshacer el agarre. De ese modo, podríamos hacer disparos más precisos. El uso, bien entrenado, de esta técnica, asegura una eficacia extrema de los impactos. Sin perder tiempo alguno, se puede continuar disparando desde la primera posición, hasta la de arma encarada.

La Técnica SUL es ideal para situaciones relativamente cotidianas en el trabajo policial, por ejem plo para cubrir a un compañero mientras se realiza un cacheo a un sospechoso; o durante la aproximación, o identificación, a un conductor de un vehículo o a sus ocupantes; naturalmente siempre que la situación nos lo aconseje. También, durante los instantes posteriores a un enfrentamiento armado, tanto si hemos participado como si hemos llegado de refuerzo y apoyo, la Técnica SUL puede ser muy aconsejable.

Piensen que al tener el arma empuñada a la altura del pecho, ésta, no es fácilmente visible, (el arma podría confundirse con el color oscuro del polo, camisa o jersey policial) o al menos, es menos visible que si se usa la típica técnica de guardia baja a 45º o prevenido, la cual, además de ser más llamativa y provocar miradas externas, pueden provocar pánico en los civiles que detectan a un agente “pistola en mano” en la plaza del pueblo. También, al estar el arma en contacto con el cuerpo, pondrá más complicado el desarme violento del agente en caso de que alguien lo intentara, siendo más fácil, el desarme, si se emplea la posición antes referida.

Ni que decir tiene que, desde posición SUL a posición de fuego eficaz, bien desde el esternón o encarando el arma, se pasa de un modo más natural y más rápido que desde la posición clásica de guardia baja de 45º, la cual, por cierto, es una técnica nacida del tiro deportivo de precisión, o sea, nada táctica.
En España son varias las escuelas privadas que adiestran en esta técnica, como por ejemplo SUAREZ INTERNATIONAL, si bien a nivel oficial, solo me consta que la enseñen en la Academia de Policía Local de la Comunidad de Madrid, donde la A.E.I.T.P., (Asociación Española de Instructo res de Tiro Policial) es oída y tenida muy en cuenta. Algunos de los miembros de esta asociación de Instructores, forman parte de la plantilla de profesores del citado centro de formación de la Comunidad de Madrid. También es cierto que, cada vez son más los agentes que acuden a la formación privada en materia de tiro y por ello esta técnica se va haciendo familiar en las galerías de tiro españolas. Hay que significar que esta técnica es de aplicación muy similar en armas largas, pues comparte la misma filosofía de uso que se ha descrito en este artículo para el empleo en arma corta.

(1) Entre 1996 y 2006 en Brasil fueron asesinados 460.000 personas, la mayoría lo fueron por armas de fuego en Río de Janeiro y Sao Paolo. Cabe destacar que entre 2004 y 2008, solo en Río de Janeiro fueron asesinados casi 600 agentes de policía. También en esta ciudad, los agentes abaten un 327% más de delincuentes que en el resto del país.