domingo, 31 de octubre de 2010

Coraje & Entereza

Los siguientes hechos Heroicas fueros algunas extraidas de los Blogs mientras que otras Investigando un poco por el servidor en la red.

 Espero qur os guste y emocione tanto como un servidor 
ERIZO 403-3
------------------------------------------------------------------
 Antes que Yo estas Tú y Siempre Tú

El soldado George Watson, de Birmingham, Alabama, perteneciente a Regimiento de la 29 Provisiones, pasaría a la historia como el único soldado negro condecorado con la medalla del congreso en el frente del Pacifico durante la II guerra mundial.
   
Tras finalizar la formación militar en el Fort Benning, GA. Se le asigna como destino en el pacifico. Su unidad fue embarcado a bordo de la USAT Steamer holandés Jacob. Durante la trayectoria cerca de Porloch Harbor, Nueva Guinea (08-03-1943) Fueron sometido bajo un intenso fuego de los bombardeos japoneses.
   
Los impactos provocaron la evacuación del buque, Watson en lugar de tratar ponerse a salvo, Abandono cualquier pensamiento de su propia seguridad, se quedó en el agua para ayudar a los demás. Para muchos de los que han quedado flotando en el agua sea por, no saber nadar o demasiado heridos para ayudarse a sí mismos, y paralizada por el miedo, la supervivencia parece poco probable. 

Fue en ese preciso momento y en virtud de esas circunstancias muy angustioso que George Watson demostró el máximo valor bajo ese infierno. Una y otra vez a través de esa mortal escena, arrastrando a sus desventurados compañeros a nado llevándoles hasta las balsas salvavidas. Repitió el trayecto hasta que finalmente él mismo agotado(Debilitado por sus esfuerzos)fue arrastrado por el hundimiento del barco y se ahogó.

El valor demostrado por Watson de 28 años de edad permaneciendo junto a sus compañeros, le valió la propuesta para la Medalla de Honor del Congreso, pero esta no fue concedida hasta 1997 cuando el presidente Clinton reconoció el valor de soldado George Watson.

El Presidente hizo nota en sus observaciones: 

Por sus desinteresadas acciones y valor extraordinarios haciendo digno de tal famosas palabras, "a riesgo de vida, por encima y más allá del llamado del deber" - la orden por el cual adjudica la Medalla de Honor a un soldado. De ahora en adelante, su nombre será para siempre vinculados con los que están en lo más alto de la pirámide rollo de honor y recordado por todos los tiempos de amantes de la libertad el hombre y la mujer.
       
El Presidente de Estados Unidos de américa
William J. Clinton
El verdadero heroísmo está en transformar los deseos en realidades y las ideas en hechos.
Alfonso Rodríguez Castelao
------------------------------------------------------------------

STEPHEN BASS. US Navy SEAL, asignado al SBS de los Royal Marines por intercambio gubernamental.

Fortaleza de Qala e Jangi. Afganistán. Finales de noviembre del 2001.

Se había producido el motín de la gente de Talibán y Al Qaeda (TAQ), grandes cantidades de armas y munición habían caido en sus manos y personal de la CIA SAD estaba en problemas.

El SBS estaba a unos pocos kms de la posición y recibieron la orden de presentarse con rapidez en la fortaleza para iniciar el rescate y sofocar la revuelta de la gente TAQ.

Llegaron en Land Rover blancos con las GPMG en el techo y mezcla de ropas civiles y militares.

Señalar que uno de esos SBS murió, en verano del 2006, en un accidente de ultraligero en Chipre.

La situación en la fortaleza era crítica. Cientos de TAQ, armados con AK, RPG, morteros y granadas de mano.

2 agentes de la CIA SAD, una ODA del 5 SFG, milicianos afganos aliados y poco más. Luego llegaría al 10 División de Montaña de Fort Drum como QRF. Asi como un incesante pasar de aviones en misión CAS y extreme CAS.

Stephen Bass tenía constancia de que había personal de la CIA SAD en las entrañas de la fortaleza. Él no sabia que uno de ellos ya estaba muerto (Mike Spann) y el otro estaba bloqueado (Dave Olson).

Asumiendo un gran riesgo personal y combatiendo más alla del deber se lanzó al rescate del que había constancia de que estaba bloqueado y atravesando un campo de minas para alcanzar el interior de Qala e Jangi.

Un volumen de fuego enorme se centró en su posición y eso le hizo desistir. Por 2 veces intentó llegar a la posición del operativo CIA SAD en el interior de la fortaleza, y la “balacera” se lo impidió.

Llegó la noche, no recibió óredenes y él mismo asumió los hechos “no leave man behind”. Recorrió unos 400 metros por el interior de la fortaleza y sus patios. Recibiendo constante fuego directo de fusileria y fuego indirecto en forma de RPG y morteros.

En sus manos llevaba su arma del tipo M4 - C8 en 5´56 y en la muslera una pistola de 9 mm pb. Se estaba quedando sin munición y decidió tomar AK de los TAQ que ya estaban muertos.

En su camino de 400 metros mató a varios TAQ, demostrando un elevado entrenamiento en CQB y fuego en movimiento.

De salto en salto, cogía y empleaba algunos AKs para cubrir su avance y tener más argumentos ante la poca munición que quedaba en su fusil de asalto. Quería que si las cosas se ponían feas, todavía más feas, pudiese aguantar un poco más con su arma ordinaria. Y armas & munición para los AK había más que de sobra en el suelo y entre los cadaveres de los TAQ.

Alcanzando la posición del agente CIA SAD Dave Olson, radió su posición y se lanzó un grupo de seguridad y rescate a ese punto.

Hasta la llegada de los refuerzos para la exfiltración, le dió ánimos, seguridad y cobertura. Le entregó AK y munición y juntos hicieron frente con éxito a gente de TAQ.

La actitud del SEAL Bass refleja una gran confianza en si mismo, una valerosa actuación más alla del deber y mantiene vivos los valores más tradicionales de honor, compañerismo y cumplimiento de un credo.

La Batalla de Qala-i-Jangi tuvo lugar entre el 25 de noviembre y 1 de diciembre de 2001, en el norte de Afganistán. Se inició con el levantamiento de los prisioneros extranjeros talibanes en prisión fortaleza Qala-i-Jangi. Este hecho se convirtió en uno de los más sangrientos combates de la guerra en Afganistán. Cuyo resultado tras siete días de intenso combate para sofocar la rebelión, dejando con sólo 86 prisioneros talibán con vida de un número inicial de 300-500 prisioneros (en su mayoría árabes y paquistaníes). Entre los sobrevivientes había dos ciudadanos estadounidenses luchando con los talibanes, Yaser Esam Hamdi y John Walker Lindh.
-------------------------------------------------------------------
El 4 de abril del 2003, en plena ofensiva en Iraq se produjo un hecho que no debemos olvidar. En las cercanías del aeropuerto internacional de Bagdad.

En un campo improvisado de prisioneros montaba guardia personal de la 3 división de Infanteria. Estaban a unas decenas de metros de un hospital de campaña de los EEUU donde había 100 heridos y el personal médico que les estaba tratando.

Las fuerzas de Iraq se reorganizaron y lanzaron un brillante ataque con una entidad de fuerza compañía. Morteros ligeros, RPG y abundantes ametralladoras pesadas, medias y ligeras.

El ataque estaba bien planeado y se estaban empleando con valor militar los de Iraq.

Se organizó la defensa con un “Bradley” y 3 M113. El Bradley se estaba quedando sin munición y estaba dañado y un M113 resultó tocado por fuego de mortero. 3 heridos de distinta consideración.

Los 4 vehículos estaban dañados, en mayor o menor medida, y con poca munición producto de lo intenso del ataque.

El heroe que no debemos olvidar, PAUL SMITH, se lanzó al rescate de los 3 heridos de un M113. Los puso a salvo bajo el fuego enemigo. Uno a uno los llevó a una posición segura.

Viendo que el hospital de campaña corría peligro de ser tomado por las fuerzas de Iraq y que el campo de prisioneros estaba en situación crítica, cruzó el descampado bajo el intenso fuego, se puso en una ametralladora M2 de un m113 dañado y comenzó a disparar al enemigo.

Su brillante actuación, con total desprecio a la vida propia, con enorme valor y elevado sentido del deber hizo que se salvase la posición y la integridad del personal militar de los EEUU.

Recibió 13 impactos en el pecho, su protección balística y placas cerámicas del nivel IV hicieron un gran papel, pero aun a pesar de los 13 imapctos siguió disparando con la M2.

El disparo que le produjo la muerte le entró por el cuello y salió por la nuca muriendo, como es obvio, de manera inmediata.

Antes de partir a Iraq dejó escrita una carta a sus familiares. Les decia que estuvieran tranquilos. Que de Irak volvería en el asiento del avión o bien en las bodegas del avión. Que sus compañeros de armas no le iban a abandonar ni vivo, ni muerto.

Con su valiente actuación ante un enemigo superior en número, un ataque muy bien planeado, una defensa pobre y unos medios dañados le hicieron merecedor de la medalla de honor.


Sus compañeros lo encontraron desplomado en la escotilla de la torre. Su chaleco blindado fue acribillado con 13 impactos de bala, de cerámica armadura inserta el chaleco, tanto delante como detrás, rajado en varios lugares. Sin embargo, el disparo mortal, uno de los últimos de la torre, había entrado en su cuello y pasa a través de su cerebro, causando la muerte
-------------------------------------------------------------------
Heroe por un instante. Compañero por siempre

Entrevista concedida por David Purley

Roger Williamson Llegó al circuito de Zandvoort (Holanda), y clasificó en la posición 15 (esta vez había 24 coches), pero debió arrancar desde el fondo porque su motor no encendió cuando debía. Pero en apenas ocho vueltas, había llegado a la decimotercera posición, y seguía avanzando a buen ritmo.

Primero dijeron que no calculó bien la entrada a Hondenvlak y se salió de pista. Se confirmó después, el pinchazo del neumático delantero izquierdo. El March chocó contra las defensas en un ángulo poco usual, atravesó la pista, volvió a chocar, se volteó. El tanque de combustible golpeado, comenzó a perder gasolina y se inició un pequeño fuego.

Tras Williamson, iba el ex paracaidista del ejército británico, David Purley, quien corría también con un March 731 de inscripción privada, apoyado por el negocio de refrigeración de su familia -LEC-.

Purley vio lo ocurrido, se detuvo, bajó de su auto y corrió hacia el coche en llamas para tratar de sacar a Williamson, vivo y conciente, atrapado dentro del infierno. Las cámaras de BBC -que transmitían la carrera-, pusieron sus lentes sobre el accidente. A un costado, la carrera seguía, los coches pasaban, y el personal de seguridad de la pista veía a un Purley desesperado que trataba de enderezar un coche en llamas, que buscaba ayuda frenéticamente, que le quitaba un extintor de las manos a un bombero que ni se movía.

Purley diría años después que oía a Williamson pidiéndole ayuda. Por dos vueltas (casi 3 minutos) el fuego fue mínimo. Luego, aumentó su intensidad. El público, desesperado, trató de trepar la cerca frente a la pista, para ir a ayudar. La policía, con perros, impidió el avance por "medidas de seguridad".

Williamson murió asfixiado. El coche se consumió en el fuego. Purley, se sentó a un lado de la pista y lloró.

"No pude voltearlo", decía entre lágrimas. "Simplemente no pude. Pude ver que él estaba vivo y lo oía gritar, pero no pude voltear el coche. Traté de que la gente me ayudara y si hubiera podido voltear el auto él estaría bien, pudimos haberlo sacado". Entonces, apareció un camión cisterna... Extinguieron el poco fuego que quedaba, voltearon los restos del auto y lo cubrieron. Allí se quedó por el resto de la carrera.

Tan vivo estaba Williamson cuando Purley llegó al sitio del accidente, que de acuerdo al periodista Ian Philips, Roger le suplicaba: "Por Dios Santo David, sácame de aquí". Williamson activó el extintor interno en el coche, peleó por sobrevivir hasta el último minuto. ¿La carrera? Siguió adelante, aunque durante todo el 'espectáculo' las cámaras sólo enfocaron la acción de un accidente absurdo, cuyo humo era visible a más de 130 metros.

Interrogados sobre por qué no se detuvieron, los pilotos siempre dijeron que no sabían lo que había ocurrido. Nadie les informó. La mayoría pensó que el coche de Purley había sido el accidentado y trataba de salvar su propio auto.

"Lo que me sorprendió es que ningún otro piloto parara su auto para ayudar", dijo Purley años después. "Hubo todos estos comentarios de 'Purley tratando de salvar a su amigo', pero ese no fue el caso, yo casi no conocía a Roger. Lo que sucedió fue una acción reflejo. En Aden (durante la guerra) si uno veía un tanque ardiendo trataba de ayudar a quienes estaban dentro, y fue lo mismo en Zandvoort. Era un asunto de un hombre que necesitaba ayuda. Ese auto ardió durante varias vueltas y todos los 'cruzados' de la seguridad, siguieron pasando por la escena del accidente sin siquiera levantar el pie (del acelerador)".

Purley aseguraba no tener memoria del accidente en sí. No sabía en qué momento detuvo su coche, atravesó la pista y corrió a ayudar. Recordaba sí, la incapacidad de los comisarios de pista para hacer algo.

"¡Uno de esos hombres llevaba puesto un impermeable de plástico! Si se hubiera acercado al auto, hubiera muerto. Y eso lo encuentro totalmente inaceptable. Si un piloto tiene un accidente, debe tener el derecho de esperar que se hará todo lo posible para salvarlo".

Purley recibió el más alto reconocimiento al valor, que puede ser entregado a un ciudadano: la medalla George. Fue el primero de 16 reconocimientos internacionales por su valor.

Con el paso del tiempo, sin embargo, otros pilotos dijeron que su aparente ausencia de miedo era anormal y que lo movía un 'oscuro' secreto de muerte.

"Para ser honesto", dijo Purley al periodista Nigel Roebuck, "debo decir que si, supongo que soy así. Amaba aquellas carreras de F3 sin defensas, por carreteras abiertas, muy rápidas. Me asustaba mucho allí y pienso que, de todos modos, debes estar un poco asustado al manejar adecuadamente un coche de carreras. No quiero morir en uno. Dios sabe. Pero hay mucha satisfacción en el pensamiento de 'estoy vivo por mi habilidad'. No quiero ver a la F1 convertida en una carrera 'mecánica' ". Y no vivió para verlo. Purley falleció el 2 de julio de 1985 en un accidente aéreo.